Hay muchas cosas malas en esta vida, y seguramente una de las más incómodas sea tener hemorroides en Alicante o hemorroides en Murcia (debido a la dureza del agua). Así que, si ya padeces hemorroides y no hay vuelta atrás, lo más importante que debes hacer es evitar el estreñimiento (si es necesario, ingiera laxantes, pero siempre de manera moderada), comiendo mucha fibra y bebiendo líquidos en cantidad abundante.

 

 

También es de primera necesidad realizar baños de asiento con agua templada y un poco de jabón, durante 15 minutos unas 4 veces al día, para ayudar a calmar el dolor y la comezón de las hemorroides. En el caso de no poder realizar baños de asiento o sentir mucho dolor, limpia la zona de las hemorroides con toallitas húmedas que lleven un jabón neutro.

 

 

Reduzca el consumo de café (para evitar diarrea y el consecuente empeoramiento de las hemorroides), haga ejercicio frecuentemente (evitando actividades como montar a caballo o ir en bicicleta), y no se rasque las hemorroides bajo ningún concepto. Si a pesar de estos consejos las hemorroides no remiten, lo más recomendable es asistir a una clínica para recibir un tratamiento de hemorroides en Madrid, o en cualquier lugar de España, y eliminarlas por completo.