Además de ser un delicioso manjar para el paladar, el chocolate es una gran arma para preservar la belleza. De ahí la aparición de la chocolaterapia, como un producto que hidrata el cuerpo, combate la celulitis y desde luego, mejora el sentido del humor, debido en gran parte, a la producción de endorfinas, las principales responsables de provocar el bienestar y la felicidad en el ser humano.

 

Este tipo de tratamientos con cacao tienen propiedades adelgazantes, reafirmantes y sobre todo desintoxicantes. Es una de las mejores maneras de sentirse bien y librarse al mismo tiempo, de todas las toxinas que tiene el cuerpo acumuladas. Por eso en el Balneario de Mondariz piensan en este tratamiento como complemento ideal a su oferta actual de tratamientos de belleza pensando en la Navidad.

 

 

 

 

El tratamiento consta de tres fases:

 

 

1. Realización de un peeling con cáscara de cacao: Es un peeling que se hace con aceite de néctar de cacao y las virutas de cáscara natural de cacao. El modo de hacerlo es prácticamente igual al peeling normal, es decir, primero hacemos una extensión de aceite y luego espolvoreamos la cáscara natural de cacao realizando la exfoliación con las expertas manos de las responsables del balneario a la carta. Este paso dura unos 15 minutos aproximadamente.

 

 

2. Aplicación de una mascarilla de cacao: Comenzamos a aplicar la mascarilla con las manos realizando un suave y relajante masaje neurosedante de unos 20 minutos de duración. Tras la aplicación del masaje con la mascarilla de chocolate procedemos al envolvimiento que durará 15 minutos. Transcurridos los cuales, se retirará el chocolate con un chorro de agua mineromedicinal. La aplicación de esta mascarilla, además de atenuar los efectos del estrés, estimula la dermis y repone la energía térmica. De acuerdo a su combinación y al tipo de piel, cada composición brinda un beneficio particular.

 

 

3. Hidratación final: se realiza una extensión de aceite de cacao con pases relajantes de 10 minutos de duración que proporcionara a la piel la hidratación necesaria después de un peeling. La duración total de este tratamiento es de 1 hora aproximada y los resultados son apreciables a simple vista, piel hidratada, exfoliada y suave.

El tratamiento se completa con la degustación de bombones elaborados en el propio balneario y la colaboración del Balneario de Mondariz con La Colonial, la empresa más antigua de chocolates de España, en la línea de recuperar una costumbre tradicional española “La hora del chocolate” con degustación de chocolate a la taza en esta época invernal.

 

 

 

Pero esto no es todo, ya que Balneario de Mondariz lanza una línea de bombones artesanales con sabor gallego

 

 

-Cuatro variantes que se comercializarán a partir de ahora, basados en el poder terapéutico del entorno natural de la villa termal en el que destaca el eucalipto, moras y manzanas con sello "Made in Galicia".

 

 

Balneario de Mondariz lanza una línea de bombones artesanales basada en todo el poder terapéutico del entorno natural de la villa termal. Una iniciativa del equipo de cocina que apuesta por utilizar los mejores productos autóctonos gallegos para convencer al público europeo, que pasa por las instalaciones de Mondariz, de la grandeza de la cocina gallega, así como elementos naturales como el eucalipto de nuestros bosques y moras con sello "Made in Galicia" que son el punto de partida de este obrador de chocolate.

 

 

En la línea de que los bombones son mucho más y que abren un mundo de sensaciones para los que los saborean, Balneario de Mondariz comenzó hace un año elaborando sus propios delicatesen para agasajar a sus clientes al final de los tratamientos a la carta del programa "Mondariz enamora" a modo de ritual termal. Esta idea fue secundada por los cocineros que apostaron por elaborar un menú saludable a partir del chocolate que busca la felicidad y el bienestar de los que prueban esta selección de sabores.

 

 

Inicialmente se desarrollan, cuatro variedades que después de testarse en el balneario de Mondariz ya son un producto más para exportar el lujo gallego fuera de nuestras fronteras. Chocolate con leche y eucalipto, Chocolate blanco té verde y manzana, Chocolate negro roibos de pomelo y naranja, y Chocolate negro con moras son las propuestas de esta nueva línea que trabaja con chocolates de la mejor calidad, sin aditivos ni conservantes y 100% natural.

 

 

 

¿A qué esperas para disfrutar del chocolate?