Muchas son las patologías que con el calor empeoran o se ven afectadas negativamente, ya sea por la alta temperatura, como la circulación y por ello las varices, como por nuestros hábitos que cambian en estas estaciones. Comidas más fuertes, más tiempo fuera de casa, menos posibilidad de hacer deposiciones,...

 

 

 

 

 

Las hemorroides y las fisuras anales pueden verse alteradas en épocas calurosas, por eso deberías plantearte acudir a un especialista y conocer qué consejos y rutinas debes seguir en estos casos.

 

 

No dejes pasar la oportunidad de conocer a un médico que entienda de arañas varicosas, de fisuras o de problemas hemorroidales, ¡¡que no te fastidien las vacaciones!!