Tenemos que dar la ENHORABUENA a nuestros amigos del Balneario de Mondariz ya que lideran el ranking de balnearios españoles preferidos por  los mercados alemán, suizo y austriaco según  un estudio realizado por RPA  entre el público profesional de estos países. Un destino que es apreciado por los turistas centroeuropeos por la calidad de sus aguas mineromedicinales, su amplia historia, el emplazamiento en plena naturaleza, el turismo sostenible del destino y los estudios  alrededor de la medicina natural realizados por su equipo médico.  

 

 

 

Raquel Pérez,  residente en Alemania y colaboradora de "Journal of Internet Business" y Aedemo Investigación y Marketing,  recoge en este trabajo  los destinos termales españoles en auge como parte del boom que se está viviendo en el continente en  los destinos de salud. El turismo de salud en Europa que está en fase emergente en los últimos  tiene una alta rentabilidad para el sector turístico y los balnearios son tradicionalmente lugares para recuperar el bienestar.  Turismo de salud que es un turismo desestacionalizado  y eso lo convierte en una oferta muy rentable y valioso en el sector con un usuario de alto nivel adquisitivo y  dispuesto a pagar por servicios de mayor calidad. Panticosa, Las Caldas, Vichy, Solán de Cabras,  Panticosa  y La Toja aparecen como referencias en salud termal en este ranking europeo.

 

Tres siglos de salud natural

 


El Balneario de Mondariz, cuyas aguas fueron declaradas de utilidad públicas en 1873 y con raíces romanas,  está considerado como referente entre las principales villas termales europeas y ha sido uno de los precursores de la recuperación del termalismo tradicional cuando nadie creía en la vuelta a la medicina natural allá por la década de los noventa. Situado en una de las regiones balnearias por excelencia de la Península Ibérica, ha logrado adaptar sus instalaciones a las necesidades de ocio del siglo XXI. Galardonado con los premios al Mejor Balneario de España en 2005 y 2006, así como Mejor Spa en 2013, recientemente, ha recibido el Premio Nacional de Salud, por tres siglos de apoyo a la medicina natural.

 


La riqueza mineromedicinal del Balneario de Mondariz es fruto de las gotas de lluvia filtrada a través del subsuelo de esta tierra y gracias al cual, las aguas han ido adquiriendo los minerales con el paso de los años, más de 100 años, según los hidrologos. El agua que caía en forma de lluvia en Mondariz en los años 20, es la que actualmente brota en los tres manantiales de aguas mineromedicinales: Gándara, Troncos y Sabaxanes.

 

En Mondariz los minerales predominantes son gas carbónico, bicarbonato, calcio, sodio y hierro, que confieren al agua unas peculiares características que han ido seleccionando el tipo de termalismo que ha acudido a la villa a lo lardo de la historia. Al principio, los visitantes buscaban solución para problemas digestivos ya que el bicarbonato del agua servía para taponarla hiperacidez del estómago dolorido. Posteriormente se fueron descubriendo aplicaciones para aliviar el reumatismo y la diabetes,  hasta nuestros días donde los beneficios de las aguas van desde tratamientos más tradicionales como respiratorios y antirreumáticos hasta terapias propias del siglo XXI como tratamientos antiestrés, de belleza, adelgazamiento o tratamientos antitabaco.

 

El área termal del Balneario de Mondariz, que desarrolla una tradición de más de un siglo, es a día de hoy un centro dotado de las más modernas técnicas de aplicación de aguas mineromedicinales, ideales para tratamientos de salud, belleza y relax. Un balneario a la carta donde tiene a su disposición un servicio profesional y personalizado bajo la dirección del equipo médico. Mención aparte merece el Balneario Celta, un circuito termal único inspirado en la ancestral cultura termal celta, así como su spa, el Palacio del Agua, nombre que le dio al establecimiento termal el Nobel José Echegaray  a principios del siglo XX y que trata de acercar el termalismo al ocio familiar con diferentes servicios a partir de una piscina central termo lúdica.

Balneario de Mondariz no es la primera vez que es destacado por el sector y los clientes, siendo reconocido su trabajo con el Premio Internacional Conde Nast Traveler al Mejor Spa de Esapaña, su prestigio en el 2005  como Mejor Hotel con Wellness del ranking de la revista especializada Bussiness Traveler. En 2007 fue premiado como Mejor Alojamiento Gallego 2007, en la X Gala del Turismo y Gastronomía de Galicia, un galardón que otorga la Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo.  Los galardones obtenidos por el Balneario de Mondariz se fundamentam en reconocer la labor de un balneario que representa a uno de los establecimientos insignia dentro del termalismo europeo, convirtiéndose en los últimos años en un proyecto de futuro en base a una inversión hotelera gallega. Otra de las realidades valoradas por el jurado son la recuperación de la villa termal, siguiendo el ejemplo de grandes balnearios internacionales como Bath (Inglaterra) o Baden Baden (Alemania), así como la recuperación de la memoria  histórica desde su creación en 1873, cuando fueron declaradas las aguas de sus manantiales de Utilidad Pública. Estos reconocimientos se completan con  el Premio Thermaspa al Mejor Balneario de España en dos años consecutivos, 2005 y 2006, que otorgó el sector hostelero al Balneario de Mondariz, coincidiendo con la inauguración del Palacio del Agua, un spa de más de 3.000 metros cuadrados dedicados al ocio termal.

 

 

A continuación os dejamos una entrevista Laura Gómez, Médico del Balneario de Mondariz

 


-¿Cómo llegó al mundo de la medicina de salud?


En realidad recuerdo desde muy pequeña que cuando me preguntaban que quería ser siempre decía que quería ser médico. Creo que nunca me plantee estudiar otra carrera.
Al principio quería ser pediatra pero luego me gustó el mundo de la Rehabilitación y por eso decidí realizar esa especialidad.

 

-¿Cómo definiría su proyecto en balneario?


Para mí, el proyecto en el balneario está basado en la promoción de la salud a través de la prevención de enfermedades y la recuperación de la salud. Tenemos que ver el balneario como un centro sanitario donde teniendo como base el agua minero-medicinal podemos y debemos integrar otros procedimientos terapéuticos como la fisioterapia, estética, técnicas manuales. Etc.
Debemos ver los balnearios como centros donde se promocione la salud a través de una adecuada  educación sanitaria, adquiriendo buenos hábitos tanto nutricionales como deportivos, todo ello con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas.
Pienso que un balneario es uno de los pocos sitios donde el ser humano puede cuidar su aspecto físico y mental ya que posee todas las herramientas para ello ( deporte, naturaleza, relajación, agua mineromedicinal, estética, medicina, etc).

 

-¿Los programas de salud estrella?


El Programa Reumático ha funcionado desde hace muchos años y se puede decir que es el programa estrella. Sin embargo, en estos últimos años el programa antiestrés ha aumentado mucho ya que una de las razones por las que acuden las personas a los balnearios es en busca de descanso y relajación, alejándose del estrés del día a día.
 Por otro lado, otro de los programas importantes en los balnearios es el Programa Respiratorio ya que gracias a las propiedades de las aguas mineromedicinales las personas con patologías respiratorias pueden  mejoría tanto a nivel preventivo como curativo con este tipo de tratamientos.
No podemos olvidar los programas de adelgazamiento donde s combinando dieta, deporte, tratamientos terapéuticos, propiedades del agua minero-medicinal , hábitos nutricionales, etc. logramos no sólo bajar de peso sino adquirir buenos  hábitos alimenticios y deportivos.  

 

 

-¿Las aportaciones de la hidrología a la salud?


La Hidrología Médica es una especialidad de la Medicina que se encarga  de estudiar el uso  de las  aguas con fines terapéuticos, tanto para la prevención como para la curación de enfermedades.  Ha sido a lo largo de los años y lo es en la actualidad una valiosa herramienta para el tratamiento de muchos cuadros patológicos de tipo digestivo, reumático, traumatológico y respiratorio.  

 

-¿Y su momento actual?


Pienso que la hidrología, y por tanto, el uso de las aguas como agente terapéutico en la actualidad está en pleno auge ya que hoy en día el ser humano busca la prevención y la  curación a través de terapias lo menos invasivas posibles y que produzcan menos efectos secundarios.  

 

-¿Qué líneas de trabajo tiene abiertas?


En la actualidad iniciando una nuevo servicio que es el de Medicina Estética; así como incorporando nuevas actividades orientadas a la relajación como es el Yoga que hemos comenzado este mes.
La reforma de la Sala  de Respiratorio  con la idea de ampliar y mejorar la Terapia Respiratoria que ofrecemos actualmente tanto a  adultos como a  niños.   
Modificaciones  en los diferentes programas termales, como es el Programa de Estrés o el de Adelgazamiento.  

 

-¿Un pequeño recorrido por su carrera hasta ahora?


Inicié mi carrera de Medicina en Caracas ( Venezuela) donde me especialicé en Rehabilitación y posteriormente  trabajé en el Centro Nacional de Rehabilitación. Hace 13 años,  me vine a vivir a España donde desde hace casi 10 años trabajo en el Balneario de Mondariz. Durante estos años me he formado en Nutrición, Medicina Estética y he cumplido labor de Docencia en la Cátedra de Hidrología de la Univ. Santiago de Compostela.

 

-¿Qué pretende con esta experiencia?


Trabajar en Balneario de Mondariz me ha permitido valorar la importancia de un manejo integral del paciente utilizando  diferentes  herramientas de tratamiento pero  teniendo como base el agua mineromedicinal ; todo ello con el objetivo de  promover la salud, prevenir enfermedades y retrasar el envejecimiento.   

 

-¿Proyectos futuros?


Consolidar el Servicio de Medicina Estética en el Balneario de Mondariz como herramienta complementaria a nuestros tratamientos de balneario.
Consolidar un Programa de Terapia Respiratoria dirigida a niños y adultos y teniendo como base el Agua Minero-medicinal de Balneario de Mondariz.