El mundo del sexo y los sexshops es tan interesante como ningún otro, y por ello descubrir todos sus entresijos es tan fascinante (sin tener en cuenta que gracias a él puedes obtener mucho placer). Por ello, hoy vengo a hablaros sobre el sexo BDSM (Bondage, Disciplina, Sado y Maso), ya que se está poniendo muy de moda y las parejas cada vez se atreven más a disfrutarlo.

 

 

 

El BDSM es una corriente que abarca muchas prácticas y fantasías eróticas, que suelen tener que ver con mordazas, fustas, palas, antifaces, máscaras, esposas, ataduras, plumas, collares, pinzas para pezones… Siempre relacionado con la dominación y la sumisión, el/la amo/a y el/la sumiso/a se divierten de esta manera, a pesar de que a algunas personas pueda parecerles raro. Se utilizan también ruedas de estimulación, shock therapy, prendas de látex, vinilo y cuero, objetos para la inmovilización, y todo lo que consiga hacer que la pareja encuentre el máximo placer.