Dentro de los zapatos para hombre que hay en el mercado, cada vez son más los que se decantan, de cara a verano, por unas chanclas.

 

 

 

Los motivos son variados, pero prima uno sobre todos: son más frescas que cualquier otro calzado. Esto es algo que, cuando las temperaturas son altas, se agradece. Además, debes tener en cuenta que una persona es capaz de enfriar su cuerpo si antes enfría sus pies (los pies pueden bajar dos grados de golpe la temperatura del cuerpo).

 

 

Y es que las sandalias para hombre en verano son un buen calzado porque:

 

 

1. Tienes el pie recogido en una sandalia con lo que se evita el que el calzado se escape, el que nos podamos hacer algún esguince o lesión por no tener sujeto el pie, etc. Hablamos de las sandalias cerradas ya que hay otras que se etiquetan como sandalias y son más bien chanclas.

 

2. Tienes el pie fresco, ya que no hay que usar calcetines con las sandalias (de hecho, se dice que es de mal gusto llevar calcetines con las sandalias, aunque algunos hombres las llevan con ellos). En este caso, transpira mejor y puede ser una buena opción si eres de los que suda mucho.

 

 

Así que, si tienes que pensar en zapatos para hombre, que no se te olviden las sandalias que, al igual que las sandalias para mujeres, son una buena elección para el verano.