A veces, de tanto jugar, los ratones gaming, como cualquier otro ratón, hacen cosas raras, como por ejemplo que le des una vez clic a un botón y de repente él le dé otro (doble clic). O que intentes usar un objeto en tu juego y, en lugar de eso, lo elimina del inventario. ¿Te ha pasado?

 

 

 

 

Los ratones gaming, como muchos otros periféricos, pueden dar problemas cuando ya tienen tiempo. En el caso de los ratones, este problema del que te hablamos es más habitual de lo que crees y, a veces, tiene solución:

 

1. Limpia el ratón todo lo que puedas. De esa manera es posible que llegues a esa parte que tiene un pequeño "cable cruzado" y que ha generado el problema.

 

2. Reinstala el ratón. Siéntate en tu silla gamer y, antes de ponerte a jugar, reinstala los drivers del ratón. Puede ayudar a que el ordenador gamer lo resetee y, con ello, a que deje de dar ese molesto problema.

 

3. Si no funciona nada de lo anterior y sigues con el mismo problema, tocará comprar un ratón gaming nuevo.

 

Afortunadamente en el mercado hay muchos y en 4Frags tenemos varios donde elegir.

Que no te eche a perder tu juego un accesorio que da problemas.